Vestidos de fiesta cortos

Ocasiones especiales

4.7
4.7/5
76131 Comentarios

El acierto flexible y acertado para muchas ocasiones especiales: el vestido corto

Lo más recomendable para cualquier celebración o evento diurno son los vestidos cortos o los vestidos de cóctel, que siempre elegiremos considerando nuestro propio estilo y el código del mismo evento.

 

Si no estás segura de cuál es la mejor opción para qué tipo de ocasión, no te preocupes, a continuación te damos algunas pautas a seguir.

 

¡Comencemos!

 

Acontecimientos en los que ponerse un vestido de fiesta corto

Antes que nada debemos informarnos de si existe un protocolo de vestimenta para el evento al que vamos a asistir u otra petición al respecto. De ser así, entonces no nos queda otra que seguirlo.

 

En caso contrario, que no exista una petición explícita de vestimenta no nos libra de seguir ciertas pautas y esforzarnos por vestirnos de manera adecuada. Y aquí, volviendo los vestidos de fiesta, los cortos se llevan a cualquier evento durante el día, pues estos se consideran de media etiqueta.

 

¿Podemos vestirnos con un vestido de fiesta corto por la noche? ¡Sin duda alguna! Si la fiesta es informal, no existe ningún reparo.

 

¿Qué tipos de vestidos de fiesta cortos te quedarán bien?

La respuesta a esta pregunta se divide en dos temas centrales: el tono de tu piel y tu figura. Una vez sepamos cómo valorar estos dos puntos, podremos aplicarlos.

 

Los colores vivos, llenos de luz, como rojo, amarillo, naranja y, ¿cómo no?, el blanco, favorecen a una piel oscura.

 

Las pieles de tonos intermedios, es decir trigueñas o aceitunadas, se realzan con tonos tirando a oscuros, pero también les favorecen mucho los beige, azules claros, el rojo. Este tipo de tonos de piel puede soportar prácticamente todos los colores del espectro cromático.

 

¿Tienes la piel clarita? En este caso, los colores oscuros como el gris, azul oscuro, rojo y colores más vibrantes como los plateados o dorados, te sentarán fenomenal.

 

Respecto a nuestra figura, trataremos de crear una silueta equilibrada, fijándonos en los puntos que podemos resaltar y qué partes deberíamos atenuar.

 

Si eres más ancha en tu parte superior que en la inferior (tipo V), poniéndole más volumen o estampados en la parte inferior, equilibrará tu figura. Al contrario, siendo más ancha de caderas y hombros estrechos (tipo A) debes poner el foco de atención en la parte del torso con un bonito escote V o de barco. A los cuerpos rectos (tipo H) o los redondos (tipo O), un vestido recto y no muy apretado les queda espectacular.

 

El tejido del vestido, aunque en menor medida, también es importante. Parece una nimiedad, pero un tejido demasiado grueso puede resultar en una imagen óptica más voluminosa de lo que en realidad es. Los vestidos de tejidos finos, son una apuesta segura para todo tipo de figuras. Date un paseo por nuestros vestidos de fiesta baratos, todos elaborados con telas finas y de calidad.

 

En JJ’s House te ayudamos a elegir unos bonitos complementos para acompañar a tu precioso vestido corto

Los complementos indispensables, como los zapatos, el bolso y las joyas o bisutería, son los que pueden hacer que tu vestido resalte sobre los demás.

 

Los bolsos de fiesta, como los clutch, se eligen en función del vestido, es decir, si tu vestido es estampado o con muchos adornos, el bolso debería ser más recatado y viceversa. Esta regla es la que también tenemos que tener muy presente con los demás complementos.

 

¿Tu vestido es de un solo color? Aquí ya se te permite ser un poco más extravagante con los complementos, incluso podrías volverte un poco loca con brillos y llamativos tonos metálicos.