Vestidos de madrina

Vestidos de madrina

4.2
4.2/5
10598 Comentarios

Ponte un vestido de madrina bonito para celebrar el gran día

La tarea de elegir un vestido de madrina de boda suele venir acompañada de un elemento de estrés. Al fin y al cabo, la madrina es la segunda mujer protagonista en una boda y, al igual que suele pasar con los vestidos de novia, su traje será recordado por todos los invitados.

 

Durante la celebración habrá momentos en los que todos los ojos estarán fijados en ti y en el novio. Uno de ellos es durante el paseo al altar, y llevar un atuendo con el que te sientas cómoda, a la par que espectacular, te aportará seguridad y te permitirá centrarte en lo que estás viviendo en ese mismo momento.

 

Siendo la madrina juegas con ventaja a la hora de elegir el largo del vestido, pues según el protocolo a la madrina se le permite ir de largo, incluso durante el día, y llevar cualquier tipo de tocado.

 

La importancia de lucir un vestido de madrina bonito y adecuado

Como ya hemos señalado, la madrina de boda juega un papel protagonista durante toda la celebración y, por consiguiente, es primordial cuidar con todo detalle el vestido y sus accesorios.

 

Colores que se deben evitar: el blanco, o muy parecidos (marfil, crema), por razones obvias, y el negro. Los colores fuertes y llamativos como el rojo, mostaza, azul, así como toda la gama de pasteles, se consideran adecuados para el vestido de la madrina.

 

A continuación te ofreceremos algunas ideas para inspirarte y ayudarte a conseguir el estilismo ideal en ese día tan importante para ti y los tuyos.

 

Un toque de nobleza y elegancia, ¿cómo conseguirlo?

Siendo la madrina puedes permitirte ciertas libertades en cuanto a tu vestido, que no se aprobarían en las demás invitadas, como puede ser el ir de largo, independientemente del horario de la celebración.

 

Los vestidos de madrina de boda largos dan, sin duda alguna, ese toque de nobleza y elegancia que muchas esperamos conseguir, pero no hay que perder de vista otros factores que también influyen en un porte elegante. Pensemos en nuestra estatura, por ejemplo. En este caso, optar por un vestido midi o por la rodilla sería la elección perfecta.

 

Si nos centramos en los colores para un look elegante, te proponemos que eches un vistazo a estos vestidos de madrina rosa claro, que en combinación con el tejido perfecto, como la gasa y el encaje, consiguen el tan deseado aire de nobleza.

 

¿Prefieres las bonitas líneas sencillas y de colores claros?

Ya lo dice el refrán: “para gustos se hicieron los colores”, y si eres de las que prefieren los modelos sencillos y de colores frescos y vibrantes, te proponemos estos vestidos de madrina cortos, elaborados con diferentes tejidos, como el satén y la gasa.

 

Siendo la madrina de boda desaconsejamos llevar un escote muy profundo. Lo ideal son los escotes redondos o de barco, y si llevas los hombros al descubierto y el enlace se celebra en la iglesia, asegúrate de llevar una chaqueta a juego.

 

La guinda del pastel: los complementos que alegran tu look

La apuesta acertada en lo que respecta a la joyería es la discreción. Evita recargarte y si te decantas por llevar pendientes largos, deja en casa el collar. Si, al contrario, prefieres llevar un collar llamativo, limita el tamaño de los pendientes.

 

Elige un bonito bolso entre nuestra colección de bolsos de mano y no te molestes porque sea igual o a juego con tu calzado. Atrás quedaron los días en que eso era regla y protocolo en todos los ámbitos del vestuario y ya está passé.